Español 658 Views

La migración ilegal: El gran reto de la economía canadiense



La migración ilegal es uno de los problemas más graves que enfrenta el mundo en la actualidad. Muchas personas se desplazan desde paísesafricanos y desde el medio oriente hacia los países europeos, huyendo de las guerras, las hambrunas y en busca de condiciones de vida que les asegure un futuro. Este fenómeno, que parece afectar únicamente a Europa, ha llegado a Canadá y le está costando alrededor de 340 millones anuales. Sin embargo, se espera que el costo se incremente a los 400 millones durante el año 2019.

La gran pregunta es, ¿a qué están asociados estos costos? La respuesta se encuentra enlos procesos vinculados con las demandas de asilo, desde aspectos relacionados con la atención médica de los migrantes, como las largas esperas para que haya una resolución sobre sus procesos.

Según un reporte de la oficina parlamentaria de presupuesto de Canadá(PBO), el costo es menos elevado en aquellos procesos que han sido solucionados en una primera audiencia. La aceptación deasilo puede conllevar a un ahorro. En cambio, cuando el asilo es negado, aparecen otros costos relacionados, mientras el migrante “agota todas las opciones de apelación y es finalmente expulsado de Canadá”, indica el reporte.

El costopor la entrada de un migrante irregular, según el reporte de la PBO, puede llegar a ser hasta de $33,738, un asunto que ha llamado la atención dado que se estima que hay casi 35.000 personas buscando asilo.

Este fenómeno migratorio, a través de la frontera estadounidense, nació a comienzos de 2017, cuando el gobierno de Donald Trump decidió terminar de forma paulatina, con el Estatus de Protección Temporal, dejando a muchos migrantes en una situación preocupante. Este programa, establecido en 1990, nació con el fin de ayudar a poblaciones que huían de conflictos bélicos y desastres naturales. A propósito de esto, Randy Boissonnault, miembro del partido liberal dentro del parlamento canadiense, que visitó la ciudad de Miami a mediados de este año, dijo que “algunas personas creen que hay un programa de ETP en Canadá. No es así”.

De acuerdo con el PBO, la migración irregular está generando gran presión sobre los recursos federales. Este, por supuesto, parece ser un reto que el país no está en capacidad de superar. En un artículo del abogado y escritor canadiense, Andy J. Semotiuk, para la revista Forbes, se argumenta que la crisis ha demostrado que es mucho más fácil cruzar de forma ilegal, que hacerlo de la manera legal. Mientras que un proceso para inmigrar a Canadá por la vía legal puede tardar años, hacerlo de manera ilegal puede hacerse en minutos.

La solución, para muchos, es cambiar el Acuerdo del Tercer País seguro, firmado en el 2004, por ser ineficaz para los tiempos actuales, creando un “laguna legal” que permite a los migrantes pedir asilo cuando cruzan a través de entradas no oficiales.

Ante este tipo de panorama, parece que una nube muy grande se cierne sobre Canadá a la hora de enfrentar un fenómeno que crece de manera exorbitante.


Comments

There are 0 comments on this post

Leave A Comment