Español 680 Views

Preservar los telómeros: El secreto de la eterna juventud



La mayoría de nosotros soñamos llegar a la vejes;no solo porquedeseamospasar más tiempo con nuestros seres queridos, sino porque desbordamos de ganas de experimentar eso que llaman vida. Sin embargo, muchas veces olvidamos lo que puede significar esta tercera etapa de nuestra existencia. Es decir, cambios y deterioro a nivel físico y psicológico. Cuando sentimos debilidad, vemos las arrugas en nuestra carao las franjas blancas en el cabello, comenzamos a tener una primera impresión de lo que nos espera.

Pero ¿qué podemos hacer para retrasar este proceso? ¿Qué puede ayudarnos a enfrentar esta nueva etapa de manera distinta?Elizabeth H. Blackburn, bióloga celular, en conversaciones con el New York Times, asegura que la clave está en la conservación de los telómeros.

En las palabras de Blackburn, los “telómeros son capas protectoras en los extremos de los cromosomas… Estas capas se acortan a medida que envejecemos”. De modo que podríamos concluirque retrasar el envejecimiento es preservar estos telómeros.

De acuerdo con un artículo, sobre las implicaciones de la longitud de los telómeros, publicado por el grupo de telómeros y telomerasa, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) de Madrid, los telómeros cortos producen “pérdida de viabilidad celular, lo cual impacta en la capacidad de regeneración de los tejidos”.

Pero, no todo está perdido, porque la nutrición puede tener un efecto sorprendente sobre la longitud de estas capas protectoras. Hay un grupo de vitaminas que aportan lo necesario para su conservación, impactando positivamente en nuestra salud.

Vitamina D

Diversos estudios han demostrado que el incremento de la vitamina D permite tener telómeros más largos. Uno de estos estudios fue conducido por un equipo de científicos del King’s College, quienes,mediante una muestra de 2.160 mujeres, con edades entre 17 y 79 años, concluyeron que había una correspondencia entre los niveles de esta vitamina y el envejecimiento, quienes poseían mayor vitamina D, tenían menos rastros de la llegada de la tercera edad.

Vitaminas B

El complejo de vitaminas B también tienen un impacto sobre la preservación de los telómeros. De acuerdo con un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition, la vitamina B12 cumple un rol importante a la hora de retrasar el envejecimiento, pues ayuda en la creación de las células necesarias para la construcción de cadenas de ADN y los compuestos requeridos para que la capa protectora cumpla sus funciones de manera adecuada.

Vitamina E

Este tipo de vitamina, que se encuentra en alimentos como la soya, el maíz, las semillas de girasol y el cártamo, ayuda a evitar el malfuncionamiento de los telómerosy evita daños en el ADN. Mediante la acción del tocoferol, un compuesto que forma parte de esta vitamina, se produce un efecto retardante en el proceso de envejecimiento.

Vitamina C

La vitamina Ces reconocida por sus propiedades antioxidantes, que ayudan a la reducción de los radicales libres y disminuyen el acortamiento de los telómeros hasta 62%. Este tipo de vitaminas se pueden hallar en el Kiwi, la papaya, la guayaba, entre otras.

Se puede concluir que la solución al envejecimiento hace parte de la agenda de la madre naturaleza, pues estas vitaminas están en frutas y vegetales. En otras palabras, el secreto de la eterna juventud está al alcance de nuestras manos.  


Comments

There are 0 comments on this post

Leave A Comment